Israel Adan Shamir. La lluvia verde de Yasuf

Israel Adan Shamir. La lluvia verde de Yasuf

Israel Adán Shamir
Un israelí cristiano y antisionista pone al descubierto el Sistema y el dominio del "lobby judío"

LOS MAESTROS DEL DISCURSO

(La lluvia verde de Yasuf)
Israel Adán Shamir

Un israelí cristiano y antisionista pone al descubierto el Sistema y el dominio del "lobby judío"

Se publica aquí por primera vez en castellano una obra de este autor, donde se podrá apreciar la audacia de su pensamiento, no solamente en cuanto al método que propone para terminar con el genocidio palestino, sino también en su crudo análisis sobre las clases dirigentes rusa, estadounidense e israelí y el poder omnímodo del "lobby judío" en la política mundial y los medios de comunicación, así como el papel respectivo de estas en la oleada terrorista; se descubrirán además su espíritu caballeresco y su fe en que las buenas voluntades de izquierda y de derecha pueden unirse para hacer frente a la nueva barbarie del "culto a Mamón". Portada en color plastificada con solapas. 236 págs, P.V.P.: 15 ?
Para solicitarlo sólo tiene que escribir unas líneas por correo electrónico a:

edicionesojeda@hotmail.com

P.O.Box: Apartado de Correos 34055
E-08080 Barcelona
Fax: 00-34-934159845
Nuestra cuenta bancaria: La Caixa 2100-1344-60-0200026408
IBAN ES32 2100 1344 6002 0002 6408

UN AUTÉNTICO 

Con esta obra presentamos un libro absolutamente excepcional y un autor desconocido para el público de habla hispana. Israel Adán Shamir trata en sus trabajos de un tema clave para comprender la política mundial contemporánea: la connivencia del Estado de Israel con el "lobby" judío estadounidense y la subordinación de la política americana a los oscuros intereses sionistas. La lucha emprendida por Israel Shamir es quizás el paso más difícil que un hombre público puede dar en nuestros días y nuestro autor da este paso en nombre del amor que siente por Palestina, una tierra históricamente unida pero dividida por esa diáspora judía situada en los centros de poder de todo el planeta. La consecuencia inmediata de esta lucha es la marginación y el hostigamiento a manos del grupo de presión política más importante que han visto los siglos. Contra los cientos de diarios en los principales idiomas del planeta, las decenas de agencias de noticias, cadenas de televisión, emisoras de radio y productoras cinem atográficas, Israel Shamir cuenta con su audacia y una curiosa página "web" en la que se leen cosas que se encuentran en solo unos pocos lugares. Ese derroche de esfuerzo Shamir lo justifica por la libertad del pueblo Palestino, un pueblo que él contrapone al integrismo sionista y sus falsedades históricas, y que no es el que aparece en medios de comunicación, sino más bien el conjunto de los que tienen la suerte de vivir en esa Tierra Santa. Y es que el autor, como cristiano convertido del judaísmo, venera a Palestina con todo su ser.

Pero el enemigo que tiene enfrente Israel Shamir no es ese Estado hebreo, que con la complicidad de la comunidad internacional deporta a los palestinos autóctonos de su tierra y expolia su riqueza, sino ese conjunto de personajes casi totalmente desconocidos para el común de los mortales, que desde Washington y Nueva York orientan cómodamente la mortífera política del Estado sionista y convencen al pueblo americano de todos los sofismas necesarios. Shamir denuncia la esclavitud de la política estadounidense hacia el "lobby" sionista o "Zionist Occupation Government" (Gobierno Sionista de Ocupación). Así, las más duras "cargas de profundidad" dentro de este libro -como por ejemplo "Los maestros del discurso", "El 'rock' de la discordia" o "Mentecato"- van dirigidas contra esa red de la mentira, "maestra del discurso" y del engaño: contra Mort Zuckerman, dueño de "USA today", contra Paul Wolfowitz, número dos del Pentágono y apóstol de la guerra "contra el Islam militante", contra Richard Perle, fact otum de la administración Bush, corrupto ejemplar y belicista hasta el tuétano, contra Edgar Bronfman, presidente del Consejo Mundial Judío, contra Norman Podhoretz, editor de la revista del lobby pro israelí de los EEUU "Commentary", contra la camarilla sionista que rodea al magnate Rupert Murdoch -Mel Karamazin, Peter Chernin y gente por el estilo- o contra los Arthur Sulzberger, dueño del "New York Times" y el "Boston Globe".

En la coyuntura extraordinaria de la guerra contra Iraq, Shamir denuncia la complicidad de la administración Bush con la nueva elite política denominada "neoconservadora" para imponer una "agenda oculta" al pueblo americano, a fin de garantizar mediante la fuerza militar de los Estados Unidos, la hegemonía arrolladora de la agresión sionista contra el pueblo palestino indefenso. Nuestro autor, amante de la paz y por ello beligerante contra el clan belicista, no duda en denunciar al partido de la guerra que ha impulsado la reciente guerra de Irak y que boicotea las justas aspiraciones de los refugiados palestinos.

Resulta de especial interés el artículo "Los sabios de Sión y los maestros del discurso", en el que analiza los famosísimos "Protocolos de los Sabios de Sión". Partiendo de un análisis sobre los "Protocolos" escrito por el premio Nobel Alexander Soljenitsin en 1966 y publicado en 2001 en ruso, al que Shamir ha tenido acceso por sus conocimientos de esa lengua, nuestro autor estudia el contenido más que la veracidad histórica de los célebres protocolos. Shamir alcanza en este artículo la máxima tensión contra la ideología dominante y proporciona un enfoque originalísimo al que no nos tiene acostumbrados la ridícula autosuficiencia de los historiadores profesionales. Las conclusiones resultan tremendamente sorprendentes, por lo que dejamos al lector el placer de desbrozar poco a poco el original planteamiento que hace el autor en su trabajo.

Pero Israel Adán Shamir no es un autor exclusivamente político pese a que "político" es cuanto rodea a toda su obra divulgadora como pocas. A lo largo de sus numerosos artículos, y entreverado con sus denuncias y acusaciones, nuestro autor intenta transplantar a los lectores ese amor que siente por la tierra de la que se considera hijo. En ellos nos dice que es un lugar tocado por la Mano de Dios, en el que el hombre puede reencontrar ese vínculo perdido con la trascendencia, cuya desaparición amenaza a toda la civilización actual. Constantemente alude en clave profunda a la austeridad del paisaje de Tierra Santa, al vínculo sagrado de los agricultores con los olivos y a la sencilla hospitalidad de sus gentes. En el texto "La lluvia verde de Yasuf", Shamir nos habla de la Palestina ancestral y de la fanática irrupción de los colonos judíos recién llegados de Brooklyn. Otros de sus artículos, en los que hace de auténtico trovador medieval cantando las hazañas de terceros, están teñidos de un entrañable romanticismo, casi místico, como es el caso de "Oda a Cynthia", un homenaje a la congresista negra americana que se negó a plegarse a los designios del "lobby" judío, o su "Oda a Farris", un homenaje al niño palestino Farris Odah, cuyo encuentro en solitario frente un tanque israelí, y antes de morir asesinado por un francotirador hebreo, fue inmortalizado por el periodista de AP Laurent Rebous.

No podría dejar de destacarse el mensaje cristiano de amor y redención del que Shamir nos habla en el bellísimo artículo titulado "Nuestra Señora de los Dolores" y que personifica en la Virgen María los mismísimos cimientos de nuestro mundo: "Esta simbiosis única de muchacha y madre, de vulnerabilidad y amparo, admiración y amor, ha formado la base espiritual y la inspiración de nuestra civilización... Ninguna otra imagen en el mundo es tan universal y tan sobrecogedora como esta de la Virgen y el Niño". Shamir nos habla en conmovedoras palabras de la inspiración de todos los artistas de Occidente, desde Moscú a Santiago de Compostela, plasmadas en cientos de estatuas marianas repartidas por todo el orbe y profanadas en la mismísima ciudad de Belén por el disparo intencionado y cargado de odio de un sionista fanático a los mandos de un gigantesco tanque Merkava-3, fabricado con tecnología americana.

En resumen, un libro donde encontrará propuestas e ideas fascinantes, al margen de lo que la prensa nos tiene acostumbrados. Un libro del que podrá sacar conclusiones sobre temas que hasta ahora desconocía y que le ayudarán a comprender algunos de los signos de los tiempos, en esta época en la que es tan fácil y tentador adular a un poder omnipresente cuyo único fin es él mismo.

BIOGRAFÍA DEL AUTOR ISRAEL SHAMIR:

Ruso e israelí, escritor, traductor, periodista, Israel Shamir nació en Novosibirsk, Siberia, es nieto de un profesor de matemáticas, y biznieto de un rabino de Tiberiada (Palestina). En 1993, volvió a Israel y se instaló en Jaffa.

Estudió en la prestigiosa escuela de la Academia de Ciencias y cursó estudios de matemáticas y leyes en la universidad de Novosibirsk. En 1969, se trasladó a Israel, sirvió en el ejército y luchó en la guerra de 1973. Después, volvió a las leyes en la Universidad de Jerusalén, pero decidió ser periodista y escritor.

Primero probó su talento en la radio israelí. Como reportero independiente, cubrió las últimas etapas de la guerra en Vietnam, Laos y Cambodia. En 1975 se mudó a Londres y trabajó para la BBC. En 1977-79 escribió para Maariv y otros diarios de Japón. En Tokio escribió Travels with My Son, (Viagems com meu hijo) su primera novela. También encontró tiempo para traducir varios clásicos japoneses.

A partir de 1980, escribe para el diario Haaretz y Al Hamishmar, siendo diputado del partido socialista israelí Mapam. Tradujo las obras de Sy Agnon, el único premio Nobel israelí de literatura, del hebreo al ruso. Se le hicieron repetidas ediciones en Israel y en Rrusia. También tradujo capítulos escogidos de l Ulises de Joyce, para editores rusos, y se le publicaron en Londres traducciones de Las guerras árabe israelíes, por el presidente Herzog.

Su obra más popular, El pino y el olivo, historia de Palestina / Israel, salió en 1988. La tapa lleva una ilustración de un pintor de Ramallah, Nabil Anani. Cuando la primera intifada empezó, Shamir estaba en Rusia, cubriendo los eventos de los años 1989 a 1993. Desde Moscú, hacía reportajes para Haaretz, pero fue despedido a raíz de un artículo donde apelaba al regreso de los refugiados palestinos y la reconstrucción de sus aldeas en ruinas. Escribió para varios diarios y revistas rusos incluyendo Pravda y el semanario Zavtra. En 1993, volvió a Israel y se instaló en Jaffa. Siguió escribiendo para la prensa rusa e israelí, para revistas literarias. Trabajó en una nueva traducción de la Odisea, publicada en el año 2000 en Rusia. El 8 de octubre de 2002, recibió el bautizo cristiano según el rito palestino en la catedral de Jerusalén, pasando a llamarse Adán, lo cual extiende su responsabilidad, ya no sólo sobre todos los que se consideran israelitas, sino a toda la humanidad.

En respuesta a la segunda insurrección palestina en trece años, Shamir ha dejado de lado sus tareas literarias y ha vuelto al periodismo. En medio de las discusiones interminables sobre la solución con dos estados separados, Shamir se ha convertido junto con Edward Saíd en el campeón de la consigna "Un hombre, un voto, un Estado" como solución para todo el territorio palestino-israelí. Sus ensayos más recientes han circulado. Se le reconoce como intérprete de las aspiraciones de ambas poblaciones, palestina e israelí. Vive es Jaffa, tiene cincuenta años y dos hijos varones.

My book was published in Spanish in Spain and it is available from its publishers (see above). Also, my Spanish readers can receive the PARDES in Spanish, my latest long essay!

Israel Adam Shamir
shamir@home.se


LOS MAESTROS DEL DISCURSO (II)

Israel Adán Shamir

EL ESPIRITU DE SANTIAGO

FRENTE AL PODER DEL DINERO Y EL “LOBBY” JUDIO

216 págs., P.V.P.: 19 €

He aquí, por fin, a pesar del RECIENTE SECUESTRO DE LAS OBRAS DE SHAMIR, el segundo volúmen de LOS MAESTROS DEL DISCURSO.

Es este el segundo volúmen que aparece en español de las obras de Israel Adan Shamir, tras la publicación en 2004 de Los Maestros del Discurso I (La lluvia verde de Yasuf), libro de crítica política internacional del mayor interés.

 

Judío nacido en Novosibirsk (Siberia) y biznieto de un rabino de Tiberiades, su curriculum le hace a todas luces “políticamente correcto”: hombre de izquierdas, miembro del partido socialista israelí (Mapam), educado en la Academia de Ciencias de la Unión Soviética, fue también periodista de los diarios israelíes Maariv, Haaretz y Al Hamishmar, colaborador de radio en Israel y de la BBC británica y de los periódicos soviéticos Pravda y Zavtra.
 
Pero ¡ay!, este judío se convirtió al cristianismo en 2002 y se ha erigido en uno de los críticos más tenaces del “lobby” judío norteamericano, del Estado de Israel y del judaísmo internacional, tanto religioso como político, económico o mediático.
 

Hombre honesto, está dispuesto a aceptar cualquier crítica que se le haga y a escuchar, y reflexionar, sobre estos y otros puntos de su visión del mundo.

Shamir escribe para la izquierda y para la derecha. En buena parte por convicción y en cierto modo por táctica: parte importante de su estrategia política estriba en unir a la izquierda y a la derecha frente al culto a Mamón y la esclavitud al poder del dinero. Y lógicamente por su propia evolución personal: era un judío socialista y se ha pasado al cristianismo ortodoxo, lo que en lenguaje democrático podría definirse como un salto de la izquierda a la derecha.
 
Sus análisis de los verdaderos entresijos de la política mundial suelen ser tan acertados, que pocas desinformaciones de la llamada prensa internacional llegan a engañarle.
 
Shamir se ha bautizado con el nombre de Adán. Se considera Adán Shamir y no Israel Shamir. Ya no se siente sólo descendiente del “pueblo elegido”, sino uno entre iguales con los demás seres humanos y los demás pueblos de la tierra: “somos todos hijos de Adán”– afirma